chat icon Chat with Us

La Deficiencia Hipotecaria

Last Modified: 12/13/2019

Los préstamos vehiculares y las hipotecas de viviendas son los tipos más comunes de préstamos que los consumidores obtienen de los prestamistas (bancos/instituciones financieras). Una vez que usted obtiene un préstamo, ahora tiene lo que se conoce como una garantía: la casa o el vehículo que acaba de comprar. Una “garantía” también es un bien u otro activo que ofrece a un prestamista a cambio de la promesa de pagar el préstamo.

Si no paga el préstamo, el prestamista tiene derecho a tomar posesión de su garantía: a través de una ejecución hipotecaria o al incautar su vehículo. La garantía es el activo o cosa real que utiliza para asegurar el préstamo. Para una hipoteca, su garantía es la vivienda y propiedad que posee debido al préstamo/hipoteca. Luego de vender su garantía para pagar su préstamo, cualquier cantidad que aún deba es denominada ‘deficiencia’. 

El prestamista puede demandar al consumidor (llevar al consumidor ante el tribunal) para obtener una sentencia en su contra, conocida como sentencia de deficiencia. El consumidor ahora debe pagarle al prestamista.

¿CUÁLES SON SUS DERECHOS?

Cuando un prestamista lleva a cabo la ejecución hipotecaria de una vivienda, significa que el prestamista vende o subasta su vivienda para pagar el préstamo. Muchas veces la deuda es más alta de lo cantidad por la cual se vende la casa. La diferencia entre el precio de venta y la deuda total es la deficiencia (el saldo pendiente del pago). En Florida, los prestamistas deben demandar al prestatario para recuperar esta cantidad, lo que lleva a obtener una sentencia de deficiencia del tribunal.

Por ejemplo, si debe $ 150,000 en la hipoteca de su casa y el prestamista vende o subasta su casa por $ 100,000, el monto de deficiencia que aún debe pagar es de $ 50,000.

Si el prestamista quiere ejecutar este plan de acción, debe notificarle a usted de la Queja de Ejecución Hipotecaria, luego el juez determinará si usted es responsable por el monto restante del préstamo. Para viviendas unifamiliares, el prestamista tiene un año para solicitar una sentencia de deficiencia.

Cuando un prestamista incauta un vehículo (un auto, camión, motocicleta, bote u otro vehículo) y vende el vehículo en una subasta, el precio de venta generalmente es menor que la cantidad que el prestatario aún debe por el préstamo. La diferencia entre el precio de venta y la deuda total se denomina ‘deficiencia’. 

Por ejemplo, si debe $ 20,000 por concepto de su préstamo para el vehículo y el prestamista vende o subasta su vehículo por $ 15,000, el monto de deficiencia que aún debe pagar es de $ 5,000. 

En Florida, si su saldo pendiente por pagar al momento del incumplimiento es inferior a $ 2,000, el prestamista no puede demandarlo por deficiencia.

Una vez que su vehículo ha sido incautado, tiene derecho a que se le notifique si el acreedor se quedará con su vehículo como reembolso de su deuda o lo revenderá. De cualquier manera, su acreedor debe notificarle sobre lo que sucederá con el vehículo. 

Si el acreedor decide quedarse con el vehículo, usted tiene derecho a exigir que se venda dicho vehículo. Puede optar por ejercer este derecho, especialmente si el vehículo vale más que el monto adeudado por el préstamo. 

Si el vehículo se vende en una subasta pública, la fecha de la subasta debe notificársele por adelantado. Si se vende a través de un concesionario de vehículos, se le notificará una fecha luego de la cual se venderá.

Puede recuperar el vehículo en cualquier momento antes de que ocurra una venta o subasta privada. Recuperar el auto significa que usted paga el monto completo del préstamo más ciertos costos y tarifas. El aviso de venta, que el banco debería haberle enviado, contendrá información sobre lo que se requiere para recuperarlo, incluyendo un número telefónico para averiguar el monto del pago y cómo realizar el mismo. 

Los bienes personales son cosas que usted posee que no vienen con el vehículo y que pueden ser removidos del vehículo, como una mochila, un computador portátil u otros artículos personales. Un acreedor no puede conservar ni vender ningún bien personal que se encuentre dentro del vehículo, sin importar lo que decida hacer con el vehículo. Estos artículos no incluyen la mayoría de las mejoras realizadas al vehículo, como un sistema estéreo o portaequipajes.

Los agentes de recuperación son personas contratadas para realizar un inventario de los bienes personales que se encuentran dentro del vehículo. Sin embargo, un agente de recuperación puede deshacerse de los bienes personales luego de enviarle una notificación por escrito e instrucciones sobre cómo recuperar sus artículos.

Para reclamar sus bienes personales, puede que deba pagar los gastos razonablemente incurridos debido al inventario y almacenamiento de los artículos. Si su acreedor no puede dar cuenta de los artículos valiosos que quedaron en su vehículo, puede tener derecho al pago.

Un precio de reventa que esté por debajo del valor justo de mercado del vehículo puede considerarse irrazonable. Si esto ocurre, es posible que pueda presentar un reclamo contra el acreedor por daños y perjuicios (pérdidas) o una defensa contra una sentencia por deficiencia (definida anteriormente). También puede tener derecho a recomprar el vehículo pagando el monto total adeudado, más cualquier gasto incurrido por el acreedor. Además, es posible que pueda restablecer su préstamo pagando el monto atrasado más los gastos de su acreedor.

¿QUÉ DEBE HACER?

Después de que el vehículo sea incautado, el prestamista le enviará notificaciones sobre sus derechos. Guárdelas siempre.

Conteste a cualquier documento que reciba por parte de la corte que indique que usted debe una deficiencia.

Llame a su prestamista para preguntar si puede ofrecerle una reducción en la tasa de interés o del pago mensual que realiza. Esto puede ayudarlo a ponerse al día con sus pagos.

Si quiere recuperar su vehículo, llame al prestamista para averiguar qué pasos puede seguir para lograr esto. Esto también se conoce como el derecho de recuperación.

¿QUÉ DEBE TENER EN CUENTA ANTES DE TOMAR ACCIÓN?

Si su vivienda se vendió en una venta por ejecución hipotecaria por más de la cantidad que debe en el préstamo, entonces no estará obligado a pagar nada al prestamista luego de la ejecución hipotecaria. El prestamista está obligado a aplicar el precio de venta de su vivienda a la deuda hipotecaria. Solo cuando una casa esté “bajo el agua”, lo que significa que el prestatario debe más en la hipoteca de lo que vale la vivienda, el comprador posiblemente enfrente un juicio por deficiencia luego de la ejecución hipotecaria.

Debe recibir la notificación de deficiencia y la notificación de venta. Si no las recibe, es posible que el acreedor no pueda demandarlo por deficiencia.

 

¿Es el acreedor el beneficiario legal del préstamo? Estas deudas pendientes (préstamos) generalmente se venden a otras empresas. Si una compañía afirma que es propietaria del préstamo, pero no tiene la documentación (prueba escrita) de propiedad, entonces es posible que no pueda demandarlo en ocasión al préstamo.  

¿El acreedor tiene derecho a cobrar la deuda? No puede hacerlo si la deuda ha sido pagada, anulada en quiebra o si el “plazo de prescripción” ha vencido. El “plazo de prescripción” es el límite de tiempo para cualquier derecho o acción legal.

 

 

Después de intentar cobrar, el prestamista puede presentar una demanda para recuperar el monto de la deficiencia, no la ignore

Todavía tiene una obligación con el prestamista por el saldo deficiente del vehículo, incluso si éste ya no está en su poder. Si ignora la citación (la notificación legal oficial) para comparecer ante el tribunal, el caso procederá sin usted, y se podría dictar una sentencia en su contra por el saldo adeudado.

¡Las sentencias son peligrosas! Una vez que el prestamista obtiene una sentencia de deficiencia en su contra por parte del tribunal, sus salarios o cuentas bancarias podrían tomarse (embargarse) o gravámenes podrían colocarse sobre sus bienes personales.

Next Steps

Chat Icon

Chat with us.

Still have questions? We are available to chat online right now.

Newsletter Icon

Check your eligibility.

Find out if you are eligible for free legal assistance.

Chat Icon

Give Us A Call

If you still need assistance, give us a call at (800) 405-1417

Was this information useful?

Please tell us why this information wasn't useful.



Thank you for your feedback!